domingo, 18 de septiembre de 2016

Gerundios

Quiero ser la rubia loca que baila sola hasta el amanecer de la que habla Calamaro porque creo que la gente que baila sola no está triste y la gente que es rubia sí pero menos. Igual estar triste a veces es fundamental. Estar triste en la medida justa te mantiene los chakras alineados. No sé qué son ni cómo se descuajeringan pero viste que se dice que tal cosa te alinea los chakras. La siesta tiene que ser una. La tristeza otra. Vos otra. Es rara esa yuxtaposición pero también es medio “historia en la menor cantidad de palabras posible”. La mía se llama Los chakras alineados y dice “Esa tarde me quedé dormida de tanto llorar pensando en vos”. Me encantan los gerundios porque al fin y al cabo siempre todo está siendo. Lo considero mi mejor defecto.



Una foto publicada por Lucas Garcia Molinari (@_lucasgm_) el

Las chicas que te conocemos gustamos de vos. Este dato no está chequeado pero tampoco hace mucha falta. O por lo menos una de cada cadena de seis grados de separación que tenés.


(No,
todas).


Quise pensar en cómo describir que paso mucho tiempo pensando en nosotros y me imaginé diciéndotelo:
Ponele que el tiempo que tengo la mente “libre” es esto -ahora hago un redondel con los brazos para adelante, como si te hablara de una re embarazada- Bueno, de todo esto...No, pará, ponele que ese tiempo que tengo la cabeza no en algo, no prestando atención al trabajo ni leyendo ni viendo una peli ni nada. Ese tiempo libre, si ese tiempo libre es cien, setenta estoy pensando en vos e imaginando que hacemos cosas juntos.


Te reíste, sacaste un cuaderno, dibujaste un perro y me dijiste que todo lo mal dibujado que estaba ese perro era todo lo que querías estar conmigo.
Ahí yo te dije que dibujar mal era el tuyo. Tu mejor defecto.


A veces trepamos un acolchado en una cama que para atrás es infinita, entonces podés seguir arriba mío y escalando mientras nos besamos cuanto quieras. A veces me pasás a buscar no sé por dónde. A veces nos quedamos dormidos en el sillón. Nos miramos.


Todas queremos hacerte así en el pelo.


Cuando yo era chica me gustaba un compañero del colegio y a la salida, tipo 5, cada quien se iba a su casa y cuando llegábamos nos conectábamos y chateábamos.
“¿Qué contás?”
Nos habíamos visto hace 15 minutos. Ninguno tenía lo que contar.
“Contate algo”
No sé, invento.
No importaba. Había que seguir en contacto. Como sea, diciendo lo que sea, en tanto estuviéramos todo lo cerca que pudiéramos estar estando lejos.


Creo que a veces repetimos esa historia.


Después no sé de qué seguimos hablando nosotros dos y seguro yo tenía ganas de abrazarte.
Ojalá me dijeras algo lindo que me hiciera mirar para abajo.


Quiero ser la rubia loca que baila sola porque creo que la gente que baila sola tiene claridad mental y yo a veces la necesito para pensarte distinto. Igual no estoy confundida. Lo considero mi mejor agravante.


Quizás estar aunque sea un poco confundido también es fundamental. Qué sé yo. Todos malabares que reemplazan tomarse el pulso.


Pero ‘Las cosas que no están pasando’ siempre es una historia mucho más larga.

8 comentarios:

  1. El toque especial a este inicio de la noche de domingo.
    Mambos.

    ResponderEliminar
  2. todo lo que uno quiere decir un domingo a quien haría que el domingo no fuera tan domingo,
    pero sigue siendo muy domingo
    y menos mal que está esto, genialidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí los domingos se me hacen cada vez más tautológicos.
      Gracias por leer, besos.

      Eliminar
  3. Me gustó mucho, sos increíble Juli!!
    Nada que ver esto pero si algún día hacés una lista de cosas que deberíamos hacer siempre antes de ir a dormir creo que serían: leer tus cuentos y escuchar la voz del pibe que habla en Mambos.
    Creo que su voz y tus cuentos le mejoran la vida a cualquiera.
    Aguante vos y todo lo demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. le mandé una captura de este comentario al pola, dueño de la voz en cuestión. Muchas gracias, qué lindo esto!

      Eliminar
  4. Siempre me sube leerte cuando estoy para abajo. Muy lindo todo lo que escribís Juli, me hacés enamorarme de tus personajes. Te mando un abrazo enorme.

    ResponderEliminar

Sí / No / Meh