miércoles, 31 de octubre de 2012

Un libro a la vuelta del ombligo.


Lo lindo de empezar un libro nuevo es que lo preceden y suceden muchas cosas. Todo lo que sabemos y todo lo que vendrá a medida que avancemos y lo cerremos. Agarrar un libro, habiendo recorrido bastante ya, y esperando llegar a mucho más es lindo, porque da(mos) vueltas y vueltas hasta terminar. Casi como un cuerpo humano, ponele, al que le pasamos una cinta alrededor de la panza. Y se nos enreda y la desatamos. Y se nos enreda y la desatamos. A muchos nos da cosquillas incontenibles, pero tan geniales.

Una cinta roja, quizá. Sí, porque a la panza también la preceden y suceden cosas.


“Yo quiero leer tu libro” – le dijo él, como si se conocieran. Como si ya estuvieran conversando desde antes. Como si ella hubiera escrito un libro.
“Ese. No, ese no. El que está a la vuelta de tu ombligo. El que deja caer sus hojas perfecta y simétricamente de los dos lados del lomo. Muy suaves. Y yo las quiero dar vuelta. Letra por letra, párrafo por párrafo, capítulo por capítulo. Quiero que te imagines la historia que yo voy leyendo, y acostada boca abajo sientas como llego al nudo. Tu libro es de esos que no se quieren soltar.”


“Yo en cambio, quiero que cuentes mis costillas, como caminando por el costadito de una ruta. Que me preguntes riéndote si me podés “transar” el cuello, porque ahora te doy la espalda. Estoy segura que esa palabra te causa gracia. A mí me encanta.
¿Podrías leer ese capítulo otra vez? El que nos conocemos, y vos me decís que te gusta cuando estoy boca arriba, porque besarme la panza es divertido, porque me da coquillas. Dale, que lo que viene después del libro también quiere tu atención.” – respondió, mientras cada dedo de él apenas separaba las montañitas debajo de sus curvas de piel. Ella sentía que la estaban tatuando.

“Voy a aplastarte con mucha fuerza, como haciendo presión para hundirme en el libro, para llegar despacio al capítulo final, desatarte la panza y llenarla de besos. Un desenlace tembloroso” Le dijo, dándola vuelta hasta las últimas páginas, y acercándola para sí.


“No pares, ni siquiera para respirar.”

martes, 16 de octubre de 2012

De qué hablamos cuando hablamos de Am-BORTO


(a̶w̶w̶w̶w̶)

Definición, estructura, ejemplo. Con estos tres sobre la mesa se puede explicar cualquier cosa. Bah, en realidad casi, porque hay cosas que escapan a lo explicable.
Creo que soy muy buena trabajopractiqueando, siempre sigo esos pasos, pero no pueden aplicarse a todo. Igual voy a intentar, a ver qué onda.

El desafío de definir aborto está en el ángulo desde el que se lo tome, porque para la medicina es una cosa y para la Iglesia es otra, por ejemplo. Me encanta la historia de Adán y Eva, pero como el primer cuentito de ficción de la humanidad. Para hablar de la evolución del hombre, me tiro más por la ciencia.

Se entiende por aborto la expulsión del feto, natural o inducida. Es la interrupción y finalización prematura del embarazo.
Es mucho más complejo de lo que parece, porque es un tema MUY jugoso (qué asco la imagen mental que te acabas de hacer). El aborto es piedra de toque, tangente si querés de un montón de espacios: políticos, igualdad de género, derechos de la mujer, religión, ideología, clases sociales, condiciones de salud y progresismo. Todos estos chocan, convergen, se enfrentan. Todos ven al resto como un “otro cultural”, que se corresponde o no con la concepción propia. A veces, en las peleas domina la supresión del otro porque es nocivo para mi sistema, que el tema mismo por el que se está peleando.

En el curso de ingreso de la otra universidad*, leímos un ensayo que se llamaba Razones de la ley, razones del corazón. Hablaba de la eutanasia, nada que ver (o bueno, un poco sí), pero el eje es parecido al que se instala hoy: priorizar el marco legal o el religioso/sentimental. La ley, se ha oído repetir, "no puede contener a toda la vida, sus infinitos vaivenes y complicaciones, sus elecciones trágicas y sus dilemas". Esto es así, la ley no puede contemplar cada individualidad por separado. Pero lo que sí puede, y debe hacer es amparar a todos por igual. Claramente esto es muy de libro, no se refleja ni a palos. Pero bueno, deberíamos poder hablar. Hablar para construir opciones, crear cambios, coordinar acciones, llegar a acuerdo, aprender y obtener resultados. La ley es eso que permite dar voz a todos, desde el funcionario público probablemente evasor de impuestos, hasta el chiquito de 12 que pide en las esquinas, y ni se acerca a pagar impuestos porque no puede comprar ni tener nada.
Lo que pasa hoy es que a un par de esferas de lo individual (o semi), supuestamente contenidas en la ley pero no por sobre ésta, les salta la térmica. Ojo, la democracia admite y garantiza que estos actores políticos se manifiesten y está muy bien. En definitiva, fueron grupos de presión los que impulsaron la ley de matrimonio igualitario, y la lograron. Buen, eso y los argumentos muy pedorros de los sectores más conservadores.
Banco mucho la demanda por derechos, nos hace partícipes más allá del voto.
Pero los actores del tema del aborto, puntualmente ProVida, están pasando con una aplanadora a la ley democrática. Podría hablar barbaridades sobre la Iglesia como institución**, que maneja un nivel de clientelismo asqueroso. Pero no me sirve. Sí me sirve alumbrar las acciones.

Hoy le pregunté a una amiga en vías de ser abogada desde cuándo se tomaba a una persona como individuo con derechos. Ahí les va:
Julieta: Tef quiero hacerte unas pregs de derecho, desde cuando un individuo es tomado como persona física (o no, no se) con derechos y obligaciones.
Julieta: Porque estoy escribiendo un post sobre el aborto y hago agua en un par de cosas.
Stephie: Esta muy debatido pero digamos que hoy en día, segun el art 70 cc, desde la concepcion en el seno materno… Y dicha adquisicion de derechos está supeditada a que nazca con vida, obvio. El proyecto de reforma del codigo sugeria modificarlo porque es confuso "concepcion" porque (dicen los redactores, habiendo consultado con medicos bla) el embarazo comienza con la anidacion, no con la concepcion.. No es cuando se incorpora el semen al ovulo digamos, porque puede que nunca se anide al seno materno y se pierda y nunca se enteren.. De todas maneras en el proyecto dejan "concepcion" porque los tratados internacionales como la cadh dicen así.. Y hablar de anidacion es como muy tecnico y desconocido en el derecho. Y seno materno también se dejo en la redaccion para decir que nada ha cambiado y aplacar los espiritus de la derecha. Todo esto para el embarazo natural.. Las tecnicas de reprod asistida y de gestacion por sustitucion tienen otro tratamiento
Julieta: Te amo
Julieta: Fuerte
Julieta: Copypasteo
Julieta: Te amo groso
Julieta: Voy a pegar toda esta conv jaja
Stephie: En el proyecto agregaron que en las trha comienza con la implantacion del embrion en la mujer porque si decimos que no es persona habrian problemas practicos (desde cuándo se cuentan los plazos, por ej para la herencia, no podriamos hablar de derechos alimentarios etc) ni se podria hacer reprod asistida porque exige embriones supernumerarios.. Pero quizas solo te interesa el embarazo natural?
Stephie: (Te sirvio?)
Julieta: Siiii muchisimo!
Julieta: De verdaad gracias

Me dio mucha fiaca limpiarla de errores, perdón.

Entonces, si entendí bien, por ahora en el código civil figura que se es persona desde la concepción en la pancita de las mamis. Mirá como te engrasé toda la pantalla con 6 palabras. Pero estos derechos son todavía ideales, para materializarlos el bebé tiene que nacer con vida, existir en nuestro mundo. Es muy confuso todo, porque abortar implicaría atentar contra derechos que ni siquiera se pueden ejercer, y aún así estaría mal.

Si me preguntás a mí, que no me preguntaste pero no importa, yo estoy a favor de la despenalización pero en contra del aborto. LA tibieza, ya sé, pero te voy a explicar por qué. El caso es que yo puedo elegir, puedo acceder a un sistema de salud privilegiado o  darle una vida digna (en cuanto a satisfacción de necesidades biológicas) a un borrego. Pero de nuevo, no podemos hablar de particularidades.
Odio acudir a datos duros, me aburren, pero hay algunos que no se pueden esquivar. En Argentina se practican más de 500.000 abortos clandestinos anualmente, y mueren más o menos 300 mujeres. Estas cifras no bajan hace 20 años. Y analizalo como quieras, pero son muertes evitables. Y Macri, pobrecito, está re mambeado. Que sí, que no, que sí, que no. Yo no lo detesto ni lo voy a bardear porque no suma, pero sí pifió fuerte con la suspensión del aborto no punible que ya había anunciado. Se le iba a realizar a una víctima de la trata de personas, otro de los problemas inmensos que caminan inescrupulosamente por ahí.

“Fortalecer las políticas de reducción de daños, de atención integral del post aborto y de acceso a los abortos permitidos por la ley es un imperativo para todo gobierno que respete los derechos humanos de las mujeres y tenga vocación por resolver un problema de salud pública que afecta exclusivamente a las mujeres más desprotegidas. – esto lo saqué de una nota de Clarín de hace un par de meses y me pareció sensato.

Mi caso, mi “poder” (verbo infinitivo, no tele transportación o algo así copado), no habla ni por un tercio de las mujeres argentinas. Alejarse de mi caso y acercarse al colectivo, ahí está la posta. Por eso apoyo la despenalización, porque entiendo que hay muchísimas mujeres que no pueden elegir, y se exponen a condiciones sanitarias atroces para abortar, arriesgando sus psiquis y sus vidas. Ni hablar de casos de violación, y los que involucran menores. DIOS MÍO, ProVida defiende los derechos del bebé, y sale a la calle con calcomanías de fetos que dicen “no me mates”; pero la mujer violada que se curta ¿no?; total seguramente sea una víctima culpable, que salió con una mini o calentó al tachero. DIOS MÍO.

Víctima culpable es el oxímoron más tremendo de la historia.

Cuestión, pido una ley que apunte a dar voz a todos, que preste atención a las ideologías de cada ciudadano porque eso hace a la tolerancia y aceptación, pero no las ponga por encima de la ley misma. Una ley que si puede evitar la muerte de 300 mujeres por año, lo haga. Que garantice acceso y condiciones de salud para todos los que la respetamos. Una ley que hable por todos los que no están pudiendo.


*Lo que sigo robando con ese curso es impresionante
**Que conste que dije COMO INSTITUCIÓN. Espero que no me vengan a patotear los hinchas de este clú.